Emergencias

947044626

Llámanos

(054) 494067

Historia


Reseña Histórica de Yarabamba

El distrito de Yarabamba ha sido creado por Ley N° 9799 del 25 de enero de 1943, se crea en la Provincia de Arequipa el distrito de Yarabamba, integrado por los pueblos de Yarabamba, como capital, El Cerro, Quichinihuaya y Sogay y los anexos de Chevarría y Postrerrío. Esta misma disposición eleva su capital a la categoría de VILLA.

Yarabamba conocida como tal por la YARA tradicional planta que crece en el cerro y BAMBA las llanueras que presentan a lo largo de la zona, está muy unida con la Prehistoria de Arequipa, ya que en su territorio se encuentran los campamentos líticos más importantes de esta nuestra Región. Así tenemos Guanaqueros, Quebrada Honda, Cambraca y Ccacana que nos muestran la presencia de cazadores varios milenios antes de la era cristiana. Estos sitios arqueológicos presentan evidencias suficientes como para pensar que se trata de los más importantes del valle de Arequipa. Estos cazadores vivieron estableciendo campamentos al aire libre, se especializaron probablemente en la caza del guanaco, camélido que aún habita los cerros cercanos a Yarabamba. Los talleres estudiados proporcionaron evidencias de una ocupación de cazadores y recolectores de 7000 a 3000 años de antigüedad. En ellos se han encontrado muestras de material lítico, empleado por trashumantes en lugares como Chevarría, Sogay (en los Uzuña o Piedra Grande), San Antonio (Alto San Antonio, Las quebradas de La Aguada Vieja y De la Zorra) con una antigüedad similar a la datación señalada de los campamentos anteriormente anotados.

Por otro lado en Yarabamba existen también lugares arqueológicos que demuestran la presencia de grupos humanos posterior a esta época; esto está corroborado por los estudios hechos por renombrados investigadores, quienes señalan que aquí en este territorio se dieron, en distintas épocas, asentamientos como los Uro-‘Puquinas’, Collas y finalmente la cultura Inca que desde el Cusco impuso su dominación. A la vera del río Yarabamba se debieron formar distintos grupos étnicos que se fueron conservando a través de los años y perpetuando con una necesaria transculturación, bautizados posiblemente por los quechuas y se conservaron como las agrupaciones autóctonas de Quequeña, Sogay, Quichinihuaya, Buenavista y Yarabamba.

Al producirse la conquista, en el s. XVI, se va generando una serie de documentos relacionados con los Caciques de las diferentes comunidades, lo mismo de los primeros pobladores españoles del valle de Arequipa, es así que Francisco Pizarro desde la ciudad del Cusco, expide una provisión el 22 de enero de 1540 por la cual encomienda a Diego Hernández ciertos ‘indios’ llactarunas que habitaban en el valle de Yarabamba. Dos años más tarde, C. Vaca de Castro el 24 de noviembre, concedió a Hernando de Silva 100 naturales, que antes pertenecieron a Gómez de Tordoya. Esta documentación nos permite sostener que los primeros encomenderos de Yarabamba fueron Diego Hernández, Gómez de Tordoya y Hernando de Silva y además, nos demuestra que muchos españoles, luego de la fundación de Arequipa, llegaron a este acogedor y fructífero valle de Yarabamba.

El pueblo de Yarabamba adquiere importancia a partir de mediados del s. XVIII, cuando Don Francisco Arenas y Pinto, mediante Real Cédula fue autorizado para desviar las aguas del río Uzuña y poder irrigar las pampas de Yarabamba e incorporar a los grupos étnicos a sus dominios. Los primeros españoles en llegar a Yarabamba fueron: los hermanos Francisco y Norberto Arenas y Pinto, los hermanos Atanasio y Carlos de Málaga, Don Pablo Rivera y Echevarría, Diego de Bernedo, Anselmo José de Rivera. Estas familias se establecieron en la parte alta de Yarabamba denominada “El Cerro” y fijaron sus residencias desde la hacienda San José hasta la Banda.

En 1573, el capitán Juan Maldonado Buendía en visita al pueblo de Yarabamba censó 523 habitantes repartidos de la siguiente forma: 116 menores de 17 años, 117 tributarios de 18 a 50 años 19 ancianos impedidos de tributar; además 271 mujeres de diferentes edades. Los tributos pagados cada año eran 670 pesos ensayados.

El Intendente de Arequipa, D. Antonio Alvares y Jiménez, al visitar la doctrina de Mollebaya en agosto de 1791, consideró que el pueblo de Yarabamba era el más próspero de dicha doctrina, ya que la benignidad del clima le permitía toda clase de sembríos, particularmente cáñamo y lino para la fabricación de géneros. Es por esta época también que el Intendente Álvarez y Jiménez, ante el clamor de los pobladores de las circunscripciones de Pocsi, Mollebaya, Quequeña y Yarabamba para que se les dotara de una infraestructura adecuada para la enseñanza de las primeras letras y la doctrina cristiana en el idioma castellano a sus pequeños hijos; resuelve el establecimiento de cuatro escuelas, que gozarán de dotación y para ello se nombrará un respectivo preceptor y se reglamentará la forma en que se ha de cumplir este cargo. Dichos preceptores fueron: Estanislao Peñaloza en Pocsi; Pedro Rodríguez en Mollebaya; Domingo Acosta en Quequeña y José Hidalgo en Yarabamba.

Durante la República, el hecho más significativo fue la resistencia ofrecida al ejército chileno durante la Guerra del Pacífico, cuyos acontecimientos llevaron al fusilamiento el 24 de noviembre de 1883, de los héroes nacionales nacidos en Yarabamba: Manuel Benito Linares Arenas y Luciano Ruiz Paria; así como de Juan de Dios Acosta Rodríguez y Ángel Figueroa Málaga, naturales de Quequeña. También fueron fusilados Liborio Linares Portugal, natural de Buenavista; y el arequipeño Mariano Ávila Benavides.

Municipalidad y Villa de Yarabamba

Dirección: Calle America 102 - Plaza de Yarabamba

Central Telefónica: 054 - 494067
Emergencias: 947044626
Email: munioficialyarabamba@gmail.com

Siguenos en

Directorio Teléfonico

Central Telefónica
(054) 494067

Accesos a Correo Institucional